A fila tu Hacha


Abraham Lincoln es conocido por hacer la afirmación: “Denme seis horas para talar un árbol, y pasaré las cuatro primera afilando el hacha”. Para muchos de nosotros eso suena a una pérdida de al menos tres horas y media  de esas seis. Pero recuerde que Lincoln ear un diestro leñador desde su junventud, habiendo talado árboles, cortado de leña y partido raíles por la mitad para formar vallados.


Dos hechos que Lincoln sabia muy bien.


1-Una hacha desafilada supone mucho más trabajo.

2-Una hacha desafilada puede ser mucho más peligrosa que otra bien afilada.


Salomon nos habla de este tema en Eclesiastés 10:10


Si el hacha se desafila  y no se la vuelve a afilar, habrá que golpear con más fuerza.
Vale más hacer las cosas bien y con sabiduría.


Todo creyente pierde el filo en su vida de vez en cuando. Te invito a que afiles tu hacha para que te muevas en el poder de Dios en este año.

Ayuno congregacional del 8 de Enero al 15 .



© 2016 Templo de Alabanza. All Rights Reserved. Designed By Worldkast