No te Rindas.


¿Se siente frustrado con su vida? ¿Está  luchando por lograr  un cambio y por dejar  de sentirse que se ha quedado dando vueltas en el mismo sitio? LA clave es simplemente pedir, pídale a Dios que lo bendiga. ¡El siempre escucha y responde! Invocó Jabes al Dios de Israel diciendo:

 «Te ruego que me des tu bendición, que ensanches mi territorio, que tu mano esté conmigo y que me libres del mal, para que no me dañe.» Y le otorgó Dios lo que pidió (1Cro 4:10; Gn 32: 24-30).



© 2016 Templo de Alabanza. All Rights Reserved. Designed By Worldkast