EL HIJO DEL HOMBRE # 1

 

Usted probablemente lo ha escuchado antes.

Es un dicho que comúnmente se le atribuye a María Antonieta, la princesa austriaca que se convirtió en reina de Francia al desposarse con Luis XVI. La leyenda dice que cuando se le informó que sus súbditos, los campesinos franceses, se morían de hambre porque no tenían pan, ella inocentemente respondió: “¡Que coman pastel!” Aunque no hay evidencia de que ella haya dicho estas palabras, de todas maneras, fue decapitada en los primeros días de

la Revolución Francesa.

 

la Revolución Francesa. Pero la leyenda sigue viva, y se ha convertido en el símbolo de una persona mimada y privilegiada, desconectada de la realidad de la gente común y la vida cotidiana, como una reina que asumiría que alguien a quien se le ha acabado el pan, podría comer pastel en su lugar.

 

Que interesante es saber que nuestro Señor nunca estuvo desconectado de la realidad del hombre por eso dice la biblia.

Filipenses 2:6-8

el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

 

El Hijo del Hombre

Lo pueden ver en el versículo

Lucas 5:24

El Hijo del hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados.

 

Jesús se llamó a sí mismo el Hijo del Hombre.
De hecho, se le llama “Hijo del Hombre” 88 veces en el Nuevo Testamento (Lucas5:24;Mateo8:20;12:8).

 

Muchos habrían reconocido esto como una referencia a la profecía de Daniel, cientos de años antes, quien escribió

(Daniel 7:13,14).

 

Cuando Jesús se refirió a sí mismo como el “Hijo del Hombre”, estaba haciendo una clara referencia a su identidad como el Mesías prometido.

 

Pero la frase “Hijo del Hombre” también se refiere al hecho de que Jesús comparte nuestra humanidad.

 

 

Por lo que el título “Hijo del Hombre” significa que Jesús NO está desconectado de la realidad.

  • Él sabe lo que es trabajar duro, fue carpintero.
  • Él sabe lo que se siente enfrentar la decepción, el rechazo la traición, y el dolor.
  • Él sabe lo que se siente ser usted.
  • Él es capaz de identificarse con usted en sus penas y sufrimientos, así como en sus placeres y éxitos.
  • EL sabe lo que es ayudar financieramente  a su familia, el lo hizo
  • Por esta razón, quiero instarle a que dé tres simples pero profundos pasos, tres cosas que hacer, formas de aplicar hoy nuestro pasaje de las Escrituras, y la primera es la siguiente.

 

 

1- Venga a Jesús

Examine Lucas 5 conmigo. Observe los tres primeros versículos (VS17-19).

Algunas personas son más decididas que otras. ¿Alguna vez lo ha notado?

Algunas personas en este salón, si hubieran sido uno de esos hombres, llevando a un amigo paralítico a Jesús, y hubieran llegado al lugar donde Él estaba enseñando y encontrado que el lugar estaba demasiado lleno de gente, simplemente se habrían encogido de hombros y dicho: “Ah, bueno... tal vez en otra ocasión”.

¿Estoy en lo cierto? Algunas personas no tienen ningún problema en aceptar un “no” como respuesta.

Pero estos hombre buscaron una salida al problema, se subieron al techo abrieron un hueco y bajaron  a su amigo

 

JESUS NO LLAMO A LOS DIACONOS PARA QUE LO SACARAN, NI DIJO COMO SE LE AOCURIO INTERRUMPIR LA REUNION.

 

JESUS ESTA AL ALCANCE DE TODO NOSTROS, QUE HIZO QUE JESUS TOMARA EL TIEMPO PARA ATENDERLO.

LO VEMOS EN EL PROXIMO VERSICULO 20

 

Al ver la fe de ellos

 

TENIAN FE

  • Ellos creyeron que Jesús los vería.
  • Ellos creyeron que Jesús podía hacer algo por ellos
  • Jesús esta al alcance de todos , el nunca te dará la espalda
  • No importa tu pasado, no importa cual se tu problema
  • No dejes que nada te aleje de Jesús.
  • Ven a Jesús, hoy puede ser tu día de milagro

 

2- Encuentre el perdón (Lucas 5:20).

 

Cuando Jesús vio la fe de los amigos del hombre paralítico, le extendió el perdón al paralítico.

 

Esto puede decirnos algo importante.

  • Puede que usted haya venido hoy aquí sin saber exactamente por qué.
  • Puede
 que haya venido arrastrado, pateando y gritando.
  • Es posible que haya llegado sin esperar nada.
  • Es posible que haya llegado con la peor actitud posible.
  • Puede que se sienta como si no tuviese ni siquiera una gota de fe, ni siquiera un grano de fe en usted. Pero, ¿sabe qué? Hay otros a su alrededor que sí la tienen.
  • Usted tiene amigos en este salón que tienen fe, y tal vez ellos puedan ser para usted lo que los amigos del paralítico fueron para él.
  • Tal vez están orando por usted ahora mismo.
  • Tal vez le están animando.
  • Tal vez ellos creen que hoy Dios hará cosas por usted que ni siquiera puede imaginar.

 

PIENSA EN ESTO PORQUE TRAJIERON UN PARALITICO A JESUS.

 

LA RESPUEST ESTA EN EL

VS 17

el poder del Señor estaba con él para sanar a los enfermos.

 

3-Reciba sanidad.

 

Una vez más, vamos a ver a Lucas 5. Después de que los amigos del paralítico rompieron el techo y bajaron a su amigo a la presencia de Jesús, y Jesús le dijo: “Amigo, tus pecados quedan perdonados”, note lo que sucedió después:

 

VS 21

Los fariseos y los maestros de la ley comenzaron a pensar: «¿Quién es éste que dice blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?»

 

A menudo es interesante y gratificante notar en la Biblia no sólo lo que se dice, sino lo que no se dice, no sólo lo que se hace, sino lo que no se hace. Y este pasaje nos da un ejemplo. ¿No le gustaría saber cómo respondió el hombre paralítico cuando Jesús le dijo: “Amigo, tus pecados quedan perdonados”? ¿Se vería confuso, como si dijera: “Yo no pedí eso... vine para ser sanado”? ¿Se le llenaron los ojos de lágrimas? ¿Se quedó mudo de gratitud? ¿Estaba a punto de abrir la boca para decir: “Gracias... y mientras se encarga de eso, ¿qué tal este asunto de mi parálisis?” No lo sabemos. Ninguno de los autores de los Evangelios nos lo dice... ¡pero lo que sí nos dicen es

lo que los fariseos que estaban en la multitud comenzaron a pensar! Nos dicen que Jesús leyó sus mentes y que los confrontó por sus pensamientos perversos y faltos de fe. Los fariseos estaban pensando: “¿Quién se cree que es este tal Jesús?” Y básicamente Jesús respondió: “Les diré quién soy: Soy el Hijo del Hombre. Soy el Mesias.

 

Conclusión

Hoy Jesús puede cambiar tú vida, como lo hizo con aquel paralitico, solamente lo que necesitas es abrir tú corazón y tener Fe.

 

 

 

 

 

 

 



© 2016 Templo de Alabanza. All Rights Reserved. Designed By Worldkast