Vestidos para Triunfar

 

Vestidos para Triunfar

Le importa a Dios la ropa que usamos?

 

Parece que sí. La Biblia nos dice exactamente el vestuario que Dios  desea.  Este vestuario nada tiene que ver con vestidos, pantalones de mezclilla ni trajes. Lo que a Dios le interesa es nuestro vestuario espiritual. Él ofrece una ropa celestial que solo el cielo puede ver y solo el cielo puede dar.

 

Isaías 61:10

En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me _________con vestiduras de salvación.  Esto es un traje de Fiesta!

 

Mateo 22: Leemos la parábola de un rey que hizo una fiesta de boda para su hijo e invitó a muchos. VS 11,12 cuando este entró para ver a sus invitados y saludarles vio a un hombre que no estaba __________ con la ropa de boda, ¿Cómo entraste aquí, sin estar _________de boda?

 

Esto nos da entender la importancia de nuestra vestimenta. El  rey identifico que no estaba vestido apropiadamente.

 

Ester 5: La historia de Ester también hace énfasis en la vestimenta: “Después de tres día ella se __________ para presentarse ante el  rey.

 

No hay duda que Dios desea que usted se acerque a Él para tener una relación pero que también se acerque con un plan específico para ver la respuesta.

 

Aquellos que tiene una  vida de oración más exitosas y plenas no son los que solo oran cuando aparece algún problema. PARA ELLOS, ESTAR VIVO ES ORAR.

 

MUCHOS CREYENTES DESEAN EL TRIUNFO PERO NO TIENEN LA ROPA APROPIADA.

 

 

NUESTRA VESTIMENTA: Efesios 6:10-13

 

El Cinto de la verdad, la coraza de justicia, el calzado del evangelio, el escudo de la fe,  el yelmo de salvación, la espada del espíritu, y todo esto por medio de la oración.

 

___________de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

 

NECESITAMOS LA ARMADURA DE LA ORACION

ü  La oración es lo que sostiene el resto las piezas de nuestra armadura en su lugar.

ü  Es allí donde tenemos que batallar.
La armadura de Dios es esa ropa que me debo poner todos los días y que me va a mantener firme y en victoria en las batallas diarias.

 

  • Nehemías después de escuchar las malas noticias que venían de su “casa” no se presentó al rey ARTAJERJES antes de orar y ayunar, se cree que estuvo orando por casi tres meses él sabía que necesitaba un milagro.
  • Daniel oró veintiún días
  • Jacob oró toda una noche
  • Jesús oró y ayuno por 40 días, venció a satanás y recibió fortaleza
  • David oraba hasta tres veces al día (Sal.55:16)

 

La oración no cambia a Dios, pero sí cambia a quien ora.

La oración debería ser la llave del día y el cerrojo de la

Noche. ( Thomas Fuller)

Cuando el hombre obra, El obra, pero cuando el

hombre ora, ¡Dios obra!" Anónimo

 

Conclusión: La razón que el favor de Dios estaba con estos                            hombres y mujeres era que ellos habían ganado la batalla de rodilla y se habían vestido con la armadura de la oración

 

 

 

 

 

 

 



© 2016 Templo de Alabanza. All Rights Reserved. Designed By Worldkast