Una gran Invitación

 

El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?

 

Este a sido el clamor de su corazón desde el principio de los tiempos. Después de que Adán pecó, las primeras palabras de Dios no fueron una declaración de juicio ,más bien: " Adán,  ¿ dónde estás?”.  Mi deseo es que te acerques  a Dios y disfrute de su presencia y que su propósito se cumpla en tú vida.

 

Deuteronomio 4:29

Mas si desde allí buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma.

 

 



© 2016 Templo de Alabanza. All Rights Reserved. Designed By Worldkast