El gozo de la navidad

(Lucas 2:8-20) v.10


INTRODUCCIÒN:

 Sea como sea, el tiempo de la navidad se constituye en una época alegre y festiva. Algunos parecieran entrar en una competencia para ver quien adornará mejor su casa; destacándose las luces, los adornos, los arbolitos y los pesebres (en algunos países). Esta es la época para escuchar los tradicionales cantos de navidad,  para lucir la ropa nueva, para recibir los regalos, para saboriar los platos típicos y hasta para las reconciliaciones.

¿Qué decir de nuestros niños? Para ellos este tiempo sencillamente es sinónimo de alegría y de emociones. Para algunos, en su singular inocencia, la llegada de San Nicolás o Santa Claus con los respectivos juguetes, es una expectativa con la que se acuestan todas las noches hasta que lleguen los esperados regalos. Nadie escapa a la tradición de la navidad. Lamentablemente las cosas que se hacen y que se adquieren opacan el verdadero sentimiento de gozo que debe ser practicado cuando hablamos de la navidad. Sin embargo, un estudio de todos los textos, especialmente en Mateo y Lucas, nos muestra que el nacimiento de Jesús estuvo rodeado del más singular y verdadero gozo que se haya experimentado. Hubo gozo en los felices padres por haber sido escogidos como los instrumento para que viniera Jesús. Hubo gozo en los reyes magos quienes no importándoles un viaje tan largo, y siendo guiados por una estrella, se regocijaron al encontrar al niño a quien le ofrecieron presentes. Hubo gozo en las alturas cuando una multitud de ángeles aparecieron repentinamente entonando una melodía celestial. Hubo gozo en los pastores, quienes pastoreando sus rebaños fueron notificados del nacimiento del Salvador del mundo. Hubo en gozo en dos ancianos (Simeón y Ana), quienes esperaban ver el nacimiento del Mesías prometido para morir en paz. Pero sobre todo, hubo gozo en los cielos porque con el nacimiento de Jesús, nacía la redención de todos los mortales. Así tenemos que la navidad encierra la más grande y verdadera razón del gozo de la humanidad. Para los cristianos el gozo es mayor.

ORACIÓN DE TRANSICIÓN: Consideremos algunas razones del gozo de la navidad.

I. HAY UN GOZO QUE VIENE DE UNA GRAN NOTICIA

Se piensa que el ángel de la navidad definitivamente fue Gabriel. Él era algo así como el mensajero especial que Dios tenía reservado para una ocasión especial. Tuvo el gran trabajo de convencer a unos cuantos incrédulos en torno al milagro que involucraba la Natividad. No era cualquier ángel que podía hacer esto. Fue como el encargado de preparar la gran fiesta" que presentaba el nacimiento de Jesús. Es por eso que lo vemos haciendo el trabajo de convencer al incrédulo Zacarías, sumo sacerdote para ese tiempo y de edad muy avanzada junto con su esposa, acerca del nacimiento de Juan el Bautista. El sería llamado el procursor del camino del Salvador. Tuvo la tarea de convencer a la virgen María, quien fue escogida por el Espíritu Santo, para ser la madre del Salvador. De igual manera tuvo el enorme trabajo de convencer a un esposo justo y temeroso de Dios, quien no entendía por qué su esposa había salido embarazada en el tiempo de su desposorio. Y ahora le vemos convenciendo a los pastores, quienes guardaban las vigilias de la noche", pero también aguardaban el día cuando nacería el Mesías prometido. Él es el mensajero que dice: No temáis; porque he aquí os doy nueva de gran gozo... v.10b Las buenas noticias son siempre bienvenidas, pues traen consigo la expectativa de lo novedoso y de las sorpresas. Nos ponemos en guardia cuando alguien llega y nos dice: Te tengo una buena noticia!. Si la información que esperamos recibir está dentro de algo sumamente anhelado, nuestro gozo será mayor. Así, pues, el ángel le dijo a los asustados pastores que no temieran porque la noticia que les traía seguramente jamás la habían oído. Para aquel entonces no había radio, TV, ni internet que pudieran dar esa noticia. Es más, -y considerando la competencia de los medios de comunicación- creemos que la noticia podía haber sido manipulada y dada según la conveniencia. Pero el ángel dijo exactamente lo que oyó de su Dios. De esta manera, la navidad es la gran noticia llena de gran gozo porque es ver al gran Dios de la promesa dando cumplimiento al plan de redención de la humanidad. Esa noticia llena de gozo, sigue vigente. Hoy día no tenemos a un ángel que la venga a anunciar, pero tenemos la palabra revelada como las buenas nuevas de gran gozo. Ellas buscan a aquellos que aguardan las vigilias de la noche para darlas a conocer. Los hombres deberían recibir con gozo esa buena noticia. Es la noticia que puede cambiar sus vidas. Esa es la noticia que debiera ser oída.

II. HAY UN GOZO QUE ES DE CARACTER UNIVERSAL
El ángel dijo: "He aquí os doy nuevas de gran gozo que será PARA TODO EL PUEBLO...". Jesús nació en Belén de Judea, pero la noticia fue dada "para todo el pueblo". Eso significa que todas las razas, naciones, pueblos y lenguas estuvieron dentro del programa de salvación eterna. Es cierto que Dios escogió a una nación, por medio del cual vino el Salvador, pero para él "todos los pueblos" son objetos de su amor y de su gracia. De allí que todos nosotros, los que habitamos este planeta de todas las edades y de todas las épocas, de toda la historia, desde el primer hombre hasta el último que nazca, estamos contemplados dentro de esta promesa. La navidad es la expresión del más grande del amor universal de parte de Dios para toda la humanidad. El gran texto que es como el corazón del evangelio dice: "Porque de tal manera amó Dios al mundo.." (Jn. 3:16ª).


III. HAY UN GOZO POR LA SALVACIÓN QUE SE ANUNCIA

El ángel dijo: "No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo; que os ha nacido hoy... UN SALVADOR, QUE ES CRISTO EL SEÑOR". El gozo de la noticia radicaba en el nacimiento de un niño único, extraordinario, el "verbo encarnado". Él fue el medio por el cual Dios traería salvación y juicio al mundo.


CONCLUSIÓN
:

¿Cuál es nuestra razón del gozo en la navidad? Si solamente lo es por la música, las compras, los regalos, las fiestas o el mero compañerismo, entonces, la navidad está lejos de lograr su propósito. La noticia que el ángel presentó a los pastores es, en esencia, el gran tema de la navidad.: "os doy nuevas de gran gozo que será para todo el pueblo, que os ha nacido hoy... un salvador que es Cristo, el Señor". Jesucristo es la razón del gozo de la navidad. Si nuestra vida la llenamos con él experimentaremos el gozo de toda la vida. Escojamos hoy a Jesús como el Salvador. Él llenará nuestra vida de perpetuo gozo. Oremos y l epidamos a Cristo que sea nuestro Salvador.



© 2016 Templo de Alabanza. All Rights Reserved. Designed By Worldkast