Llamado,compromiso y responsabilidad

Como en los tiempos antiguos, hoy también Dios está buscando creyentes para usarlos de una manera sobrenatural.  Pero hay un proceso que cada uno de nosotros debemos pasar:

 

1-Debemos ser llamados:  Recibir un llamado de Dios. (Ex 3:1-5).

Vemos a  Moisés pastoreando un rebaño, cuidando las ovejas de Jetro su suegro, cuando Dios se le manifiesta.

Lo primero que debemos saber es que desde su niñez Moisés tenía un llamado  y aunque Faraón quizo destruir su vida y su llamado, no pudo.

Dios quería llevar a Moisés a un nivel mayor y éste era el tiempo en que

él estaba listo para ser ascendido a una nueva posición.

Yo creo que Dios quiere llevarte a un nivel mayor, esto es:  "Mayor unción,

mayor compromiso y mayor responsabilidad.

Nosotros estamos listos para la promoción.

Eso fué lo que le pasó a Moisés,

·     Era diligente en el cuidado de las ovejas que estaban a su cargo.  Y porque hizo un buen trabajo, Dios lo movió a otra posición mayor.

·     Esto es,  libertar aun pueblo, sacarlo de la esclavitud y guiarlos a  la libertad, para esto se requería una unción mayor y Moisés estaba listo

 Vs. 4.  Un compromiso mayor cuando Dios le dijo:  “Quítate tu calzado,” lo estaba llamando a  un nuevo nivel de santidad, ya que él estaba parado en el lugar que tenía que estar para ser promovido y desarollar una nueva tarea.

·     Antes que Dios te lleve a otro nivel como lider, él te  llama una    vida de santidad, separación del pecado, y una conducta ejemplar.

·     La santidad te lleva al próximo nivel, una unción mayor para libertar al cautivo.

·      Moisés tendría que enfrentarse a Faraón.  Este no quería dejar ir al pueblo. Se nesecitaban señales y poder, usted no vá a libertar a nadie sin poder.

·      Ya Dios no te quiere tener cuidando solamente las ovejas te quiere llenar con su unción para libertar al cautivo.

 

2- EL compromiso de Dios contigo es respaldarte  (cp.4:1-8).

·         El tuyo es de CREERLE.

 

3-Tu responsabilidad

·        ES OBEDECER Y CREER

·        Guiarlos a la presencia de Dios

·        Enseñarle a trabajar en equipo y ser responsables

·        Dejar una herencia a tus hijos espirituales.

 

PENSAMIENTO:  Tú no puedes elevar a tus hijos a un lugar más alto que en el que estás tú mismo.

En el libro de Crónicas, leemos que aunque a David no se le permitió construir el templo  sino a su hijo.

·        Fué David quien dibujó los planos del templo.

·        Reunió los materiales

·        Contrató a los trabajadores e instituyó un vigoroso plan de relaciones públicas para asegurar el apoyo al proyecto.

·        David vió en su hijo Salomón la grandeza que él mismo nunca alcanzaría, pero aún así hizo todo lo máximo para que se lograra construir el templo que él nunca pudo construir, y lo hizo con excelencia.

·        ¿Qué tipo de herencia estás dejando?

 

Conclusión:

Si tú aceptas este reto, el Señor está listo para derramar su unción y llevarte a lugares que nunca te has imaginado.



© 2016 Templo de Alabanza. All Rights Reserved. Designed By Worldkast